Moreno 750, S.C. de Bariloche. / +54 9 (294) 4536631 / saberes.sabio.eres@gmail.com

Yoga. Sabio Eres

Mantra

OM MANI PADME HUM

“El mantra de la Compasión”. El libro tibetano de la Vida y la Muerte lo presenta como el mantra para prepararse para la muerte y para despedir a nuestros muertos.

El Amor Supremo, eso es la compasión.

El Amor puro, suelta, fluye, confía sabiendo que nada muere, todo se transforma. Y al soltar, te vacías y al vaciarte, sentís la plenitud, es entonces cuando se comprende la vacuidad.

Al repetir el Om mani padme hum (“Om Mani Pémé Hum”) también:

  • Trasladás ese Amor, esa vibración suprema a vos mismo. Compasión hacia dentro, para poder amarse a ese nivel, con esa intensidad. Es también el poder de este mantra. Aceptar el lado más oscuro, abrazarlo y soltar.

 

  • Cada sílaba que compone el mantra tiene una virtud específica y poderosa para provocar la transformación en distintos aspectos de nuestro ser.

 

  • Purifican completamente las seis ponzoñosas emociones negativas, y disipa el sufrimiento que acarrean: el orgullo, la envidia, el deseo, la ignorancia, la codicia y la ira.

Transformándolas en su verdadera naturaleza: la generosidad, la conducta armoniosa, la paciencia, el entusiasmo, la concentración y la sabiduría.

 

Kalu Rimpoche escribe:

Según otra manera de interpretar el mantra, se puede decir que la silaba OM es la esencia de la forma iluminada; MANI PADME, las cuatro silabas centrales, representan el habla de la iluminación, y la última silaba, HUM, representa la mente de la iluminación. El cuerpo, el habla y la mente de todos los budas y bodhisattvas son inherentes al sonido de este mantra, que purifica los oscurecimientos del cuerpo, habla y mente y lleva a todos los seres al estado de realización. El poder transformador del mantra surge y se desarrolla cuando lo anterior va aunado a nuestra propia fe y a nuestros esfuerzos de meditación y recitación. De esta manera podemos verdaderamente purificarnos.

 

 “cuando el sonido de dharmata ruja como un millar de truenos, pueda todo convertirse en el sonido de las seis silabas” .

 

By Myrna Raquel Corsi

Fuente: El libro Tibetano de la Vida y la Muerte