Yoga. Sabio Eres

Elemento Aire

Volver a lo esencial para mí, es recordar que somos: tierra, agua, fuego, aire y éter. Hacer consciente el elemento AIRE: nos conecta con la respiración. Además de hacer referencia al sentido del tacto según el Samkhya. Podemos relacionar el aire también con nuestro corazón.

Según la ciencia de Yoga, el aire se divide en 5 « vientos » (Vayus) de acuerdo a sus funciones:

  • Prana vayu: toma nutrientes. Zona de la cabeza.
  • Upana vayu: comunicación, exhalación. Cuello.
  • Vyana Vayu: distribución. Pecho, brazos y manos. 
  • Samana vayu: contracción de los miembros, circulación en venas, metaboliza alimentos. Plexo solar.
  • Apana Vayu: defecación, orina, menstruación. Bajo abdomen. 

Para desintoxicar vamos a hacer consciente el apana vayu respirando en la zona baja, podemos comenzar apoyando las manos en la zona del ombligo. Al inhalar el abdomen se infla, al exhalar todo vuelve a su lugar.

EXHALACIÓN:

Es habitual, en los tiempos que corren, la hiperventilación, equivale a respirar demás. Se debe principalmente al estrés y la ansiedad crónica en que vivimos.

El miedo provoca retener el aire.

Siendo en si misma un síntoma de estrés, la respiración excesiva crea sus propios síntomas.. La vasoconstricción cerebral produce:
-Vértigo.
-Desmayos.
-Dolor de cabeza.
-Trastornos visuales.

La respiración de una persona afectada de hiperventilación puede incluir:
-Respiración rápida, elevándose hasta 30 o más x minuto.
-Suspiros, bostezos, hacer demasiado ruido con la nariz.
-Interrupciones en el ciclo respiratorio.
-Movimiento acusado en las regiones superiores del pecho.
-Dificultades para recuperar el aliento.

EL TACTO:

Si expandimos el concepto de Aire, la filosofía de Samkhya lo asocia al sentido del tacto, a la acción con nuestras manos. Esto nos da una herramienta gigante a la hora de sentir miedo o notemos la respiración alocada, si ponemos atención a nuestras manos, tocamos, sentimos; volveremos la atención al momento presente.

 

EL CORAZÓN:

Cuando estamos en el presente, volvemos a nuestro corazón, a sentir, a Ser.

Anatómicamente pulmones y corazón son vecinos, y no es por casualidad. Si llevamos la atención a la respiración, los pensamientos se calman, hay silencio, recuperamos el estado natural de paz. Y en esa paz volveremos a escuchar los latidos. A escuchar…

 

Myrna.

 

Fuente: Ayurveda y Marma Terapia, Dr. David Frawley, Dr. Subhash Ranade, Dr. Avinash Lele.

Técnicas de Relajación, Guía Practica. Rosemery A. Payné.